Psicoterapia para el cambio

Psicoterapia para el cambio

La psicoterapia es una orientación para una nueva visión existencial de quien la pide. El psicoterapeuta debe tener una excelente preparación académica y entrenamiento. La psicoterapia psicoanalítica como técnica fundamental a la que se agregan técnicas cognitivo – conductuales y aplicaciones actuales de las neurociencias es una modalidad integral que puede producir resultados en el corto plazo.

En la postdernidad, las personas quieren tener éxito y fallan, porque no cambian su perspectiva de las cosas que suceden en su vida; pero desean una solución lo más inmediata posible. Es por eso que, tienden a buscar psicoterapia con personas inexpertas que ofrecen acabar con síntomas de forma mágica o poco comprometida. Toda intervención psicológica requiere de una persona entrenada y certificada; de esta manera, sí es posible contar con apoyo para cambiar de perspectiva.

La psicoterapia, en su sentido psicoanalítico, viene a ser una reconstrucción hacia adelante (Lowenstein, 1951, citado por Etchegoyen, 1986); en donde los acontecimientos de la infancia, sirven para iluminar el presente. Por otro lado, Nathaniel Branden (1969: 331) propone a la psicoterapia como un “proceso de educación por medio del cual se guía al paciente a comprender las deficiencias en su forma de pensar”; así como la manera en que puede “mejorar la eficiencia de sus procesos de pensamiento”, sustituyendo los valores y premisas irracionales por otros racionales”.

El paciente o cliente en psicoterapia, tiene la tarea de reunir ciertos elementos que el psicoterapeuta le proporciona a través de sus relatos de las sesiones, por medio de lo cual, llega a tener otra perspectiva; y comienza por escuchar humildemente las opiniones e interpretaciones de otro. Esta nueva mirada parte de una alianza terapéutica en la que la disposición, conocimiento, experiencia y sabiduría del terapeuta son esenciales.

 

 

  1. Etchegoyen, H. (1986). Los Fundamentos de la Técnica Psicoanalítica. Buenos Aires,
  2. Amorrortu, 1999.
  3. Branden, N. (1969). La Psicología de la Autoestima. México, Paidós, 2001.

Deja un comentario