Relaciones Tóxicas

La agresión está implícita en esta clase de relaciones; tanto en las relaciones de pareja, de amistad o laborales, se da el caso de personas que se relacionan para hacerse daño.

¿Qué es lo que motiva esto? Pareciera que las personas que así se relacionan, tienen un gran monto de agresión inconsciente que no pueden metabolizar o destinar a causas menos lesivas. Escogen relacionarse así, porque es una manera de dañar una parte de sí mismos a la que odian. Por ejemplo, buscan que la persona con la que se relacionan destruya la parte inconsciente que representa a un padre golpeador o a una madre descalificadora.

Un motivo de consulta frecuente, es la duda que tienen ciertas pacientes acerca de ¿Por qué se relacionaron con un hombre tan malo? y ¿Por qué se siguen relacionando con hombres así?

A veces llegan a pedir ayuda después de años de maltratos y de haber participado ellas mismas en situaciones en donde actuaban la violencia, verbal o física, hacia otra persona violenta.  ¿Y si hubiera alguien dentro de ti, que es el ente agresivo al que en realidad quieres destruir por medio de la violencia del otro? Alguien a quien odias; por ejemplo, en aquellas mujeres que introyectaron en su infancia psíquicamente a una madre narcisista y maltratadora.

Antes de llegar a sufrir la violencia, está la violencia pasional; la que produce excitación sadomasoquista. Allí es donde pudiera producirse el apego persistente a una pareja insatisfactoria, debido a que no se ha podido establecer una identificación satisfactoria y sana con el progenitor del mismo género; al cual, muy probablemente, en lo inconsciente y también muchas veces en lo consciente, se le odia.

Cuando se empieza a tener conciencia de este problema, lo mejor es pedir ayuda psicológica especializada.

Deja un comentario

Llamar ahora